El agua es un recurso cada vez más escaso, en nuestra mano está realizar un uso sostenible del mismo.

Una buena parte del consumo de agua lo realizamos en nuestras casas. Un uso eficiente del agua empieza por unos buenos hábitos de consumo en casa. ¡¡ Con un pequeño esfuerzo de todos, se consigue mucho !!

En las casas, el váter, la bañera y la lavadora ocasionan la mayor parte del gasto de agua. Aquí exponemos unas cuantas normas para un consumo más eficiente:

Tomar una ducha rápida en lugar de bañarnos significa un ahorro de unos 100 litros de agua.

Un grifo abierto consume unos 12 litros de agua por minuto. Si cerramos el grifo cuando nos lavamos los dientes, nos enjabonamos las manos o nos afeitamos, estamos ahorrando entre 20 y 30 litros de agua.
Para ahorrar en los grifos se pueden instalar aireadores. El filtro habitual situado al extremo de cualquier grifo se puede sustituir por un aireador, un dispositivo que mezcla el agua y el aire y permite un ahorro de hasta el 40%.

Cada vez que ponemos la lavadora gastamos entre 60 y 90 litros de agua. Llenando siempre la lavadora y el lavavajillas y escogiendo los programas adecuados, ahorraremos una gran cantidad de agua.

Si tenemos que renovar la lavadora o el lavavajillas, en el mercado existen modelos de bajo consumo de agua, que normalmente llevan asociado un ahorro energético. Una lavadora se considera eficiente si gasta menos de 75 litros por 5 Kg. de ropa; los lavavajillas se consideran eficientes si gastan entre 12 y 15,5 litros por lavado.
Lavar la ropa y los platos supone cerca del 30% del consumo doméstico de agua.

Evita los escapes y repara los grifos que gotean, ahorrarás entre 30 y 60 litros al día.

Riega las plantas por la mañana temprano o por la noche, ahorrarás agua.

Cada vez que usamos la cisterna del váter gastamos unos 10 litros de agua. El váter no es una papelera, evitando darle ese uso ahorraremos mucho agua.
En el mercado existen cisternas ahorradoras de agua. Los sistemas más comunes son los de doble botón, que permiten liberar 3 o 6 litros de agua según el botón accionado, y los de interruptor de la descarga, que al ser accionados por segunda vez interrumpen el flujo del agua. Con estos dispositivos se puede llegar a ahorrar hasta 40.000 litros al año en una familia de 4 personas. Requieren instalación profesional.
El WC supone un 30% del gasto doméstico de agua.

Otra forma de ahorrar en el ciclo integral del agua es disminuir su contaminación.